Carbono 14, el último estudio a la Sábana Santa

Carbono 14, el último estudio a la Sábana Santa

En 1988 la comunidad científica propone una datación mediante la técnica del carbono 14 a la Sábana Santa,  3 laboratorios harían la prueba de forma independiente, con una parte del tejido original,  la zona elegida es una fragmento de una esquina de apenas 3 cm.

Tras realizarse las pruebas, los laboratorios atribuyeron al lino de la Sindone una cantidad de carbono 14 correspondiente a un lienzo de entre, 1260 y 1390 dc. Según estas pruebas, la sabana de Turín era una falsificación, un fraude.

La noticia rápidamente se extendió por el mundo, la opinión pública dio por zanjado el caso de la Sábana Santa, quedando para siempre marcada por la datación del carbono 14.

Un año más tarde en 1989 la prestigiosa revista científica Nature, publicó los datos oficiales completos y diversos científicos advierten que el nivel de significación de la Sindone (porcentaje de fiabilidad de la prueba), es extremadamente bajo, de un 95 solo 5 frente a las muestras de referencia (para hacer la prueba se utilizaron otras tejidos cuya edad ya era conocida, estas reciben el nombre de muestra de referencia), Nubina 90, Cleopatra 50, L. D`Anjou 30, Sindone 5.

Algo pudo fallar en la datación, varios científicos concluyen en contaminación bacteriana y restos de algodón en remiendos en la zona del corte, que alterarían la datación, invalidando la prueba.

Según algunos científicos la muestra es oscilante e inestable por su alto grado de contaminación, sin embargo desde entonces la Sábana Santa ha quedado catapultada como un fraude de la Edad Media.

Desde entonces la iglesia no ha permitido realizar ningún estudio a la Sábana Santa, sin embargo hasta la fecha ha sido imposible que la mano humana elabore una imagen idéntica a la impronta de la Sábana Santa…

Con los avances tecnológicos de hoy, nos hacemos la siguiente pregunta ¿Debería la Iglesia permitir una nueva prueba a la Sábana Santa?

 

 

1Comment

Post A Comment

*